NO SOMOS SIERVOS, NI AGACHADOS

Terminada la caminata sandinista de la tarde de ayer y el discurso del Presidente Daniel Ortega pidiendo respeto a Estados Unidos, la Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo dijo que los nicaragüenses quieren volver al buen ritmo que traía el país hasta abril pasado, pero dejando en claro que “este es un pueblo digno que tiene en alto el concepto y la práctica de soberanía”… “Este no es un pueblo de arrodillarnos, no es un pueblo de serviles, no es un pueblo de agachados, no es un pueblo de peleles. Los peleles, los agachados, los serviles, los siervos son otros, son los que mendigan como limosneros de la infamia, injerencia e irrespeto para Nicaragua”, resaltó… Subrayó que “nosotros, como pueblo que hemos sufrido agresiones, injerencia, intervenciones, sabemos que no queremos conflictos, no queremos guerra. Queremos Paz y queremos que se nos respeten nuestras rutas, nuestros caminos de paz, nuestros caminos de cristianismo, nuestros caminos de fraternidad, nuestros caminos de dignidad”.