EU QUIERE REPETIR HISTORIA INTERVENTORA

Estados Unidos está tras las protestas en Nicaragua y el intento de golpe para derrocar al gobierno sandinista, ha dicho a la alemana Deutsche Welle el Presidente Daniel Ortega… “Lo empezaron a tratar de destruir desde que nosotros llegamos nuevamente al gobierno en 2007, empezaron los Estados Unidos a trabajar para destruir y ahí se empezaron a armar grupos en la zona del campo, no sé si les explicaban esto, donde estos grupos armados eran presentados por la oposición”, afirmó… “Quieren gobiernos sumisos, por eso en el período del 90 al 2006, que fueron las elecciones en noviembre de 2006 y tomamos el Gobierno en enero del 2007, en todo ese período de 16 años, 17 años, cada vez que venían elecciones venían aquí altos funcionarios de los Estados Unidos, incluso el General Colin Powell para decirle al pueblo nicaragüense que no había que votar por el Frente Sandinista (en el 2006), entonces, cuando llegamos al Gobierno eso los irritó”, recordó el mandatario… Rememoró la vieja historia de presiones, sanciones, amenazas, intervenciones militares de Estados Unidos en Nicaragua desde 1856 con William Walker… Para Ortega, la administración de Donald Trump no tiene el tema de Nicaragua en su agenda, sino que éste está en la de los políticos de la Florida, como los senadores y congresistas cubanoamericanos… “Entonces, desde ahí hacen cuerpo con otros congresistas y luego toman iniciativas que van al congreso, (y luego) se aprueban estas iniciativas”, denunció… Insistió en que si el Gobierno de los Estados Unidos quiere contribuir a la paz de Nicaragua y la región, debe ser respetuoso de las decisiones tomadas en Nicaragua “y no estar conspirando continuamente en contra de gobiernos que no son enemigos de los Estados Unidos, (porque) somos enemigos de someternos a las políticas de los Estados Unidos”… Rechazó la campaña de organismos locales de derechos humanos que inflan la cifra de fallecidos entre abril y julio y volvió a preguntar quién mató a los sandinistas y a los policías… El mandatario negó que aquí exista persecución por razones políticas y que “aquí lo que ha sucedido en estos momentos es un intento de Golpe de Estado”… “Los golpistas son las fuerzas alimentadas, financiadas, por los Estados Unidos de Norteamérica y que han estado haciendo presión. Son conocidos, son bien conocidos, los golpistas son los que se lanzaron a atacar con armas a la Policía, a las alcaldías, a incendiar, a destruir el país, a buscar como destruir la economía, esos son los golpistas. Es un segmento donde se combinan partidos políticos de derechas con ONGs”, señaló.