LA DERECHA MATO A MONS. ROMERO, RECUERDA PRESIDENTE ORTEGA

Al concluir una multitudinaria manifestación del FSLN, el Presidente Daniel Ortega recordó a Monseñor Oscar Arnulfo Romero, elevado a los altares como Santo por el Papa Francisco en el Vaticano… “Aquí estamos desde Nicaragua diciéndole a Monseñor que sus palabras, que sus principios, que sus ideales los compartimos los nicaragüenses y seguimos luchando por esos principios aquí en Nicaragua”, dijo el mandatario… “Años dolorosos aquellos, tan dolorosos que el 24 de Marzo de 1980 lo asesinaron a Monseñor, y lo asesinaron los derechistas, los oligarcas, los proimperialistas”, aseguró y añadió que “los asesinos fueron entrenados por los yanquis, armados por los yanquis para asesinar al Pueblo salvadoreño y para asesinar a religiosos”.

… POR PREFERIR A LOS POBRES SOBRE LOS OLIGARCAS…

El Presidente Daniel Ortega sostuvo que tanto a Monseñor Romero como a los sacerdotes muertos en Nicaragua en la lucha contra la dictadura somocista, como Francisco Luis Espinoza en Estelí y Gaspar Garcia Laviana en Rivas, murieron por su opción preferencial por los pobres… Leyó un mensaje del ahora Santo Romero que decía que “hay que combatir el egoísmo que se esconde en quienes no quieren ceder lo suyo para que alcance a los demás; hay que volver a encontrar la profunda verdad evangélica, que debemos servir a las mayorías”… “Y las mayorías ¿quiénes son? Los pobres, los campesinos, los trabajadores”, precisó.

… EL QUE TENGA OÍDOS QUE OIGA…

 “Les está hablando a los egoístas ahí, a los duros de corazón, que ni corazón tienen, tienen una piedra. Que no entienden, que no aceptan se les entreguen lotes a las familias para que puedan levantar sus viviendas. Quieren toda esa tierra para ellos, quieren acumular tierra, para acumular más riqueza. Que no aceptan que hagamos reforma agraria como la hicimos y la seguimos haciendo en esta nueva etapa con otras modalidades, entregándoles a los campesinos su parcela de terreno y su título de propiedad, ¡lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo!”, proclamó el Presidente Ortega… Dijo que Jesucristo no vino al mundo a promover la violencia, ni la guerra, ni vino a someterse o alabar a los imperios de la época, sino traer un mensaje de paz….

… ASÍ SE DIJO…

“Y aquí estamos hermanos y hermanas nicaragüenses comprometidos en esta lucha por la paz, aunque siempre estarán al otro lado los que odian la paz, los que no quieren la paz, los que viven arrodillados frente al yanqui, mendigándole para que les dé más financiamiento para hacer el mal aquí en Nicaragua, mendigándole al yanqui para que le haga daño al pueblo nicaragüense, y buscando cómo organizar marchas para bañar de sangre nuestra patria”. Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.