SE DESPEDAZÓ LA OPOSICIÓN EN VENEZUELA


La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de los partidos políticos opositores al chavismo, ha dejado formalmente de existir, disuelta en su propia inoperancia. A su funeral no han asistido ni sus propios miembros, destaca el diario El País de España… Después de haber surcado un accidentado camino de casi 10 años, con sus tropiezos y algunos aciertos, y de haber encarnado la esperanza de muchos venezolanos para derrotar a Nicolás Maduro, su disolución se ha concretado de forma discreta, y sin que las fuerzas opositoras hayan podido idear algún mecanismo alternativo de concertación política, señala el rotativo… La disolución de la MUD se ha materializado sin anuncios. Sus estructuras comenzaron a languidecer desde 2017, conforme se fueron erosionando las vías políticas y electorales para procurar un cambio pacífico de gobierno, y en la misma medida en que la represión chavista hizo florecer nuevas diferencias de enfoque entre sus integrantes.

… SIN PERSPECTIVAS…

El bloque opositor venezolano cursa hoy una lenta metamorfosis, destinada a evolucionar para germinar en tres plataformas “unitarias” más pequeñas, en las cuales quede recogida la interpretación de cada una de ellas en la crisis venezolana, dice El País… Estas son: Soy Venezuela, con un discurso que coloca la salida inmediata del poder de Maduro como previa condición a cualquier acuerdo electoral… La Concretación por el Cambio, liderada por Henri Falcón y su partido, Avanzada Progresista, de línea moderada, e interesada en recorrer la vía electoral a cualquier costo, incluso con las condiciones que coloque Maduro en cada nueva cita… Y un tercer grupo, el mayoritario, todavía sin nombre, en el cual siguen existiendo los partidos que dominaban la antigua Mesa, empeñado en una solución política con Maduro, pero hoy en día particularmente dividido, incluso dentro de los propios partidos.