POR UN MUNDO EN PAZ

La Vicepresidenta Rosario Murillo aseguró en su alocucion de este jueves que la delegación nicaragüense que participa en la Conferencia Martiana por el equilibrio del mundo en La Habana, Cuba, transmitió hoy el abrazo fraternal del pueblo y gobierno de Nicaragua… “En nuestra Nicaragua nos empeñamos en continuar desarrollando un Modelo Cristiano, Socialista y Solidario, que propone vida, luz y verdad, como decían nuestros próceres y maestros, para, desde la justicia y el bien común, asegurar derechos esenciales que sustenten dignidad, bienestar y mejoría en la vida de todos”, dice el mensaje…

… GRANDES EN FORTALEZA ESPIRITUAL… “Como sabemos, nuestros pueblos han sido agredidos, ofendidos y acribillados en nuestros propósitos de paz y buena voluntad. pero grandes en fortaleza espiritual, con tanta historia de resistencia y lucha, hemos logrado ir aplacando los apetitos tenebrosos, aunque seguimos en la mira de las tinieblas que buscan apagar nuestra luminosidad”, añade y sostiene que “hace 5 Años los Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, declararon, aquí mismo en La Habana, a Nuestraméricacaribeña, Zona de Paz y Desarrollo. Desde entonces seguimos defendiendo ese compromiso permanente, que debe ser inviolable, con la paz y el respeto a las soberanías, y la libre determinación de nuestros pueblos”…

… AL OÍDO… “Los desafíos son inmensos e inéditos, y por más injustos e incalificables, como es la actual embestida contra la República Bolivariana de Venezuela, contra su Presidente Nicolás Maduro Moros; contra el Pueblo Heroico de Cuba, y contra el digno pueblo de Nicaragua, sabremos, con paciencia, perseverancia y valentía, enfrentarlos y trascenderlos. No nos es ajena la hidalguía. No nos es extraña la entereza. No disimulamos los horrores de la política injerencista e intervencionista de los imperios. Al contrario, como decía Sandino “el hombre (y la mujer) que de su patria no exige un palmo de tierra para su sepultura, merece ser oído, y no sólo ser oído sino creído… / soy nicaragüense y me siento orgulloso de que en mis venas circule, más que cualquiera, la sangre india-americana que por atavismo encierra el misterio de ser patriota leal y sincero”. Ponencia de Nicaragua en cumbre martiana, La Habana, Cuba.