AVANZAMOS EN FE Y ESPERANZA

La Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo dijo este día que Nicaragua avanza en fe y esperanza hacia mejores derroteros, procurando avivar el espíritu de fraternidad cristiana y construir como artesanos la paz, el diálogo y la reconciliación cada día… Señaló que los nicaragüenses se sienten fortalecidos en rectitud de corazón, disponiéndose a una semana de celebración del cariño, del encuentro, de la paz y del amor entre las parejas, las familias, la comunidad… Añadió que cada día el gobierno promueve el fortalecimiento de la paz…

… COMPROMETIDOS EN CRECER JUNTOS… En su alocucion de este mediodía, la vicepresidenta Rosario Murillo se refirió al mensaje del Papa Francisco ante la séptima cumbre mundial en Dubai, Emiratos Árabes Unidos, en donde dijo, durante su visita oficial, que vio que en el desierto las flores germinan y florecen y regresó a casa con la esperanza de que tantos desiertos del mundo puedan florecer y que eso es posible si crecemos juntos uno al lado del otro con apertura y respeto… “Hermosísimas palabras, florecer con las flores que en el desierto germinan y crecen”, dijo la vicepresidenta Murillo, añadiendo que el gobierno de Nicaragua hace suyas esas palabras, “compromiso de crecer juntos con apertura y respeto uno al lado del otro haciéndonos cargos de los problemas en este caso de Nicaragua, que son problemas comunes en este mundo de hoy, desgraciadamente”…

… DESARROLLO SOSTENIBLE CON SOLIDARIDAD… La Vicepresidenta Rosario Murillo anotó que igual que lo ha dicho el Papa Francisco no puede haber desarrollo sostenible sin solidaridad… “El bien si no es común no es verdaderamente bien y no se puede hablar de desarrollo sostenible sin solidaridad y talvez nunca antes como ahora pensar y actuar exigen verdadero diálogo con los demás, porque sin el otro, sin la otra persona, sin el hermano, sin el hermano no hay futuro”, expresó… “Así vamos en Nicaragua pensando y actuando en verdadero diálogo con los demás porque sin el prójimo no hay futuro. Vamos adelante sin olvidarnos, dice el Papa, de advertir el grito de los pueblos y de los pobres”, precisó…