NICARAGUA RECHAZA AMENAZAS A VENEZUELA

Durante la conmemoración del 85 aniversario de la muerte del líder revolucionario Augusto Sandino, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, rechazó las amenazas injerencistas del Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela… “Más allá de nuestras diferencias políticas e ideológicas, los países que conforman la comunidad Latinoamericana y caribeña, al igual que la comunidad europea, no avalan una intervención militar en Venezuela”, aseguró el mandatario… Igualmente, alertó que “todos esperamos que se pueda trascender a la amenaza, a los intentos de querer convertir la región en una zona de conflicto bélico, pero al final prevalecerá la paz”… Asimismo, el presidente Ortega aseguró que el pueblo venezolano debe buscar iniciativas dentro del marco constitucional para alcanzar una solución pacífica a la situación política que vive en este momento el país suramericano…

… CON EL CORAZÓN EN ALTO… Luego del acto en homenaje al General Sandino la Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo dijo a los periodistas que se recorrerán caminos históricos “con todo el corazón en alto, con la dignidad en alto, con el espíritu en alto”… Al comentar la futura negociación anunciada por el Presidente Daniel Ortega aseguró que “lo importante es que hay coincidencia alrededor de la necesidad de recuperar el país, después de los daños que le produjeron, no sólo a la vida material, sino al alma nicaragüense”… Señaló que este debe ser un encuentro en donde se genere confianza sin vedetismos mediáticos, viendo hacia adelante… “Son otros momentos, nuevos procesos, que parten de cierta confianza que debe construirse para proponerse resultados”, añadió observando que “lo peor que podría pasar es que nos quedemos atascados y que no salga ningún resultado, y eso no es un lujo que Nicaragua se pueda dar”…

… ASÍ SE DIJO… “No podemos ni siquiera pensar que esto no va a funcionar o que va a fracasar. Hay que pedirle a dios todos los días, que esto fructifique, que las buenas intenciones, el buen corazón, la buena esperanza y la buena fe, hagan que estos caminos de intercambios fructifiquen, para el bien y por el bien de Nicaragua y de todas las familias nicaragüenses. Son momentos para pedirle muchísimo a Dios, iluminación, luz, sabiduría, serenidad, madurez, y sobre todo, un sentido de bien, una sensibilidad y una inteligencia que nos haga ver que Nicaragua somos todos, y que el pueblo nicaragüense, y sobre todo los empobrecidos, “los vulnerables” dice el Papa Francisco, el pueblo nicaragüense no sólo quiere paz, tenemos y hemos alcanzado, gracias a la grandeza de nuestro pueblo, grandeza de alma, grandeza humana, estos momentos de armonía y paz”. Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua.