VAMOS ADELANTE LLENOS DE FE Y ESPERANZA

La vicepresidenta de la República, Rosario Murillo aseguró en su alocucion de este miércoles que “todos queremos a Nicaragua unida” y a un país con la dignidad en alto en reconciliación y paz… Agradeció las decenas de mensajes que le envían a diario pastores evangélicos del país con textos bíblicos para su mensaje de cada mediodía, “que son mensajes de fe y esperanza y que proclaman la paz, la fraternidad, la hermandad, el avivamiento y la restauración de nuestros corazones y el espíritu grande de los nicaragüenses”… “Vamos adelante llenos de fe y de esperanza”, aseguró…

… MILES SE MOVILIZAN EN TODO EL TERRITORIO… La vicepresidenta Rosario Murillo reafirmó el compromiso del gobierno con la reconciliación y la paz, dando lectura al Salmo 133, agregando que este día se fortalece la paz, la armonía, la convivencia armoniosa en todo el país, mientras que miles de nicaragüenses se movilizan a visitar a sus familias en diversos municipios y ciudades… Indicó que en los últimos cuatro días se han movilizado en el territorio nacional casi 650 mil nicaragüenses disfrutando de las actividades propias de la semana mayor… De estos unos 400 mil son veraneantes que visitan los sitios turísticos y los mares, ríos, lagunas y playas…

… LA PAZ ES EL CAMINO… La Vicepresidenta Rosario Murillo aseguró que el camino de Nicaragua es la paz, y en ese camino el país se va recuperando y procurando ser cada día mejor y hacer todo cada vez mejor… “Vamos con esa esperanza en alto, cada vez más en alto, con la confianza en Dios, creemos, confiamos, sabemos y esperamos en Dios”, expresó… Señaló que se le pide a Dios protección “porque nos reconocemos frágiles en este plano de vida y nos reconocemos hijos de Dios andando en sus caminos, sintiéndonos bendecidos porque sabemos que Dios escucha, que Dios es justo, que Dios es misericordioso y amor y que protege y bendice a las familias de Nicaragua de buena voluntad”…

… ASÍ SE DIJO… “Nadie puede arrebatarnos la esperanza, como nadie puede arrebatarnos la fe, que nos fortalece cada día, y esta pequeña nación del centro de América, es un pueblo y aquí vive un pueblo poderoso, portentoso, porque a nosotros nuestra cultura de familia, nuestra fe, nuestra confianza en Dios y nuestra absoluta devoción y esperanza en Cristo Jesús y en la Santísima Virgen María, nuestra madre, nos distingue y nos defiende. Somos un pueblo de paz”. Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua.