INTERVENCIÓN E INJERENCIA NO ES DEMOCRACIA

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, han abordado durante su reunión de este martes en la ciudad rusa de Sochi diversos asuntos bilaterales y la situación actual en Venezuela, la península coreana, Siria, Oriente Medio, Ucrania, Afganistán, el programa nuclear de Irán, así como el terrorismo… Lavrov ha calificado la conversación con su homólogo como “franca y útil”. Según el canciller ruso, la falta de una cooperación bilateral plena que traiga ventajas a ambos países se debe en gran medida a la anterior Administración de la Casa Blanca… Mientras, Pompeo ha señalado que Washington “está dispuesto a encontrar un terreno común con Rusia siempre y cuando los dos (países) traten con seriedad los asuntos pendientes”, al mismo tiempo que ha apreciado la oportunidad de mejorar las relaciones mediante un diálogo franco y abierto… Acordaron el restablecimiento de los canales de comunicación bilateral; la necesidad de resolver la situación en Siria mediante un camino político y asegurar que el país no vuelva a albergar grupos terroristas; la necesidad de la desnuclearización completa de Corea del Norte; la necesidad de trabajar juntos para establecer un control de armas… Sobre Venezuela Lavrov dijo que “Rusia está a favor de que el pueblo de ese país determine su futuro, y en ese sentido, es de suma importancia que todas las fuerzas patrióticas responsables de la política de ese país inicien un diálogo entre ellas, a lo que, de hecho, instan una serie de países de la región en el marco del llamado Mecanismo de Montevideo. Y el Gobierno (de Venezuela), tal y como ha afirmado Nicolás Maduro, está dispuesto a ese diálogo”… “Las amenazas contra el Gobierno de Maduro, que se escuchan de los representantes oficiales de la Administración estadounidense y de Guaidó, que constantemente recuerda su derecho a invitar a la intervención armada desde el exterior, no tienen nada en común con la democracia”… En lo que concierne a la política en torno a Irán, se mantuvieron las discrepancias existentes. Pompeo prometió que EE.UU. seguirá “presionando al régimen de Teherán hasta que su liderazgo esté preparado para volver a las filas de naciones responsables que no amenazan a sus vecinos ni siembran inestabilidad y terror”… Lavrov se limitó a admitir los desacuerdos entre ambos países sobre el pacto con Irán para garantizar el carácter pacífico de su programa nuclear, y agregó que Rusia y EE.UU. continuarán dialogando sobre el tema…